El trabajo fuera de casa podría ayudar a ser mejor madre

trabajar fuera de casa

El trabajo fuera de casa podría ayudar a ser mejor madre

La mayoría de las madres pertenecen a uno de estos dos grupos: las que se quedan en casa con los hijos y las que salen a trabajar. Ambas situaciones son muy particulares y ninguna es mejor que otra.

Por qué trabajar fuera de casa me ayuda a ser mejor madre:

Valoras más el tiempo con tus hijos

Esto no significa que que quienes tengan más tiempo con ellos no lo hagan, simplemente al trabajar fuera de casa y lejos de tus hijos los momentos en los que finalmente están juntos son más que especiales e incluso hasta podría decir que se vuelven intocables: nada es más importante que esas horas juntos.

Te desconectas de todo para enfocarte en ellos

Al llegar de nuevo al hogar después de un largo día de trabajo lo primero que harás sera prácticamente lanzar el bolso y olvidar el teléfono y todo lo que su uso conlleva (redes sociales, pendientes del trabajo, etcétera). de este modo todo tu enfoque y atención exclusivamente será hacia tus hijos, para ponerte al día, disfrutar todas esas pequeñas cosas que hacían y compensar un poco todas esas horas lejos de casa.

Aprendes a administrar mejor tus tiempos

Si bien el quedarse en casa también requiere se organización, es fácil salirse un poco de los tiempos. El estar acostumbrada a cumplir una rutina y horario de trabajo, ayuda a ser más organizada o más consciente del tiempo.De este modo, el trabajar fuera de casa nos puede ayudar a organizarnos mejor y coordinar fácilmente todas las actividades de la familia, dándole así otro uso a las herramientas que hemos aprendido trabajando fuera de casa.

Todo tiene sus ventajas y desventajas

El poder vivir ambas experiencias Hace conocer su lado bueno y su lado no tan bueno. Pero además te enseña a apreciar cada una de ellas. Es cierto que cuando trabajas puedes perderte de mucho, pero siempre es por una buena razón: darle lo mejor a tus hijos.