Consejos para que el bebé tenga dulces sueños

Consejos para que el bebé duerma bien

Consejos para que el bebé tenga dulces sueños

Puede que el bebé no necesite muchas horas de sueño, pero lo que sí necesita en todo momento es sentirse protegido, sentirnos cerca, sentir que no está solo y que mamá y papá están ahí para acompañarlo, de día y de noche. Teniendo en cuenta esta premisa, hay algunos consejos que podrían contribuir a que el bebé esté tranquilo y descanse. Y con él, nosotros.

Consejos para que el bebé duerma bien

Duerme en la misma habitación que tu bebé

Esto te permitirá estar atento a las señales de que tiene hambre (anteriores al llanto, cuando ya es demasiado tarde) y, casi sin esfuerzo, ponerlo al pecho, prácticamente mientras seguimos durmiendo. También si hay que cambiarle el pañal lo tendremos más cerca: déjalo todo a mano preparado antes de ir a la cama. Este consejo también sirve para prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante.

Atiende siempre al llanto del bebé

Hay muchas razones para ello: calmarle, mitigar su miedo, hambre, dolor, darle confianza… y de este modo puede que el niño se calme y se duerma.

Procura tranquilidad antes de dormir

Ambienta la habitación con una luz muy suave o en la oscuridad si el bebé está tranquilo. Podemos hacerle un masaje, poner música tranquila, suave… Este consejo también sirve para cuando crecen.

Duerme junto a tu bebé

La recomendación de los pediatras es que el bebé duerma en la misma habitación que los padres pero en su propia cuna para evitar el riesgo de asfixia. Son ideales para esto las cunas de colecho que se adosan a la cama de los padres. Qué mayor tranquilidad para el bebé que sentirse cerca de mamá y papá

Un baño relajante antes de dormir

Si a tu bebé le gusta el momento del baño, le va a relajar y antes de acostarlo puede ser un buen momento. Tenlo todo preparado para este momento especial. Por el contrario, si a tu bebé no le gusta el baño, o lo que hace es despabilarlo, hay que dejarlo para cuando esté bien despierto, durante el día.

Lo acuesta mamá, papá o ambos

Si el sueño del bebé se ha convertido en un imposible, para no perder la paciencia hay que turnarse a la hora de intentarlo. Cuando a uno parece que se le han acabado las ideas, el otro puede venir “al rescate”. De este modo, del bebé también se acostumbrará a que los dos están cerca a la hora de ir a dormir y para atenderle.

Sigue la rutina que mejor te funcione

Cada bebé es un mundo, pero si un día algo de lo que hemos hecho parece funcionar con nuestro pequeño para que duerma más tranquilo, ¿por qué no segur haciéndolo? La hora, la iluminación, la canción, las caricias… todo lo previo a un sueño reparados se ha de repetir siempre que sea posible.

¿cuáles de estos consejos para que el bebé duerma bien os funcionan?

Mucha paciencia para aquellos que aún no han conseguido descansar unas horas seguidas.